27 de agosto de 2009

LA REBELION DE RUMI MAKI

Teodomiro Gutiérrez Cueva era un militar que se mostró partidario de las reivindicaciones de la masa indígena enfrentándose al abuso de los gamonales.

En 1913, el presidente Billinghurst lo había enviado a Puno para averiguar los problemas sociales de la región. Elaboró un informe que presentó al Presidente, en éste denunciaba las usurpaciones y abusos de los gamonales a los indígenas y recomendaba acciones para solucionar el problema. Sin embargo, esto sólo quedó en el papel debido al Golpe de Estado de Benavides.

Teodomiro Gutiérrez fue atacado ferozmente por los hacendados. El hacendado puneño y diputado Bernardino Arias Echenique lo acusó de agitador. Teodomiro fue obligado a retirarse del Ejército, huyó a Chile y Argentina donde asimila ideas anarquistas. El año 1915 retorna al Perú, se dirige a Puno donde toma el nombre de Rumimaki o Mano de Piedra.

Sublevó a los indígenas de Huancané y Azángaro, atacó la Hacienda San José, pero los gamonales se organizaron y derrotaron a los campesinos que fueron masacrados. Rumimaki fue capturado y entregado a la Policía, pero logró escapar huyendo a Bolivia (1917), y más tarde a Argentina donde se pierde su rastro sin conocerse cual fue su destino final.