19 de mayo de 2012

TREPANACIONES CRANEANAS


El Dr. José Antonio del Busto nos explica cómo se practicaban las trepanaciones craneanas:
.
El cirujano empezaba por descarnar la herida doblando el cuero cabelludo hacia fuera, a continuación limpiaba la zona dejando a la vista el hueso magullado. Las anestesias debieron cumplir un papel importante a estas alturas, la chicha macerada o el San Pedro (potente alucinógeno), sirvieron para adormecer al paciente. La operación se tornaba delicadísima, por que cualquier desliz del cuchillo de obsidiana hacía llegar su hoja a la masa cerebral, causando un daño irreparable o tal vez la misma muerte. Pero la mano segura del cirujano esgrimía el cuchillo con pericia, logrando la penetración necesaria en la corteza osea, sin detrimento del encéfalo. Hechos los dos primeros cortes, se procedía a realizar otros dos, paralelos entre sí y perpendiculares con relación a los anteriores, a los cuales tocaban en cuatro momentos, lográndose de este modo cortar en su totalidad la parte del casquete dañado por el golpe. Posteriormente, siempre mediante el cuchillo, accionándolo a manera de palanca, se hacía saltar la capa ósea en mal estado, liberándola completamente, por lo que esa parte del cerebro quedaba al descubierto e iluminada por vez primera por el sol. Luego, siempre cuidando de evitar la infección, la herida era cerrada y suturada, el cuero cabelludo volvía a su lugar y la intervención quirúrgica quedaba concluida. En otros casos, lejos de utilizarse el sistema de los corte en el hueso, se empleó el de la perforación sucesiva al rededor de la zona afectada. Las perforaciones se intercalaban con nuevas perforaciones hasta que, cerrada y rodeada por los puntos perforantes se hacía saltar a la tapa ósea y quedaba la zona para trepanar completamente libre. El instrumental quirúrgico con el que se hacía esta operación portentosa, es posible conocerlo el día de hoy, pues “en una de las cavernas se encontró un paquete conteniendo cuchillos de obsidiana provistos de sus respectivos mangos manchados de sangre junto con una cucharilla o cureta de dientes de cachalote, roscas de algodón para proteger las heridas, paños, vendas e hilos”. Esta práctica de la trepanación en paracas es más extensa y perfecta que en cualquier otro lugar del mundo; su mérito estriba en haberse efectuado “in vivo”, esto es en hombre con vida, y no “post mortem”, en cadáver; pero la mayor gloria de la trepanación de Paracas es que el paciente sobrevivió a la operación. Consta esto por la “callosidad osea” que sólo se da con los años y nunca se forma en los muertos. Se trata de una soldadura absoluta entre las paredes de los huesos cortados o perforados y la capa de metal que, a causa de las secreciones cálcicas óseas, queda encajada, segura e inmóvil ¡maravilla de la antigüedad peruana que tuvo por autor al cirujano indio!.


La National Geographic publico un interesante articulo sobre las trepanaciones, aquí lo mas importante:
..Muchos de los cráneos más antiguos no mostró evidencia de la curación del hueso después de la operación, lo que sugiere que el procedimiento era probablemente mortal. Pero por el año 1400(aprox. Siglo V d.C.), las tasas de supervivencia se acercaba al 90 por ciento, y los niveles de infección eran muy bajos, dicen los investigadores.....

Sobre la Pregunta si los pacientes de las trepanaciones sobrevivían, podemos decir que si es posible porque al hacer el estudio histopatológico de las trepanaciones craneanas se encontró el crecimiento del periostio, confirmando científicamente la supervivencia del paciente. Es más el porcentaje de supervivencia es muy aproximado al de hoy día no del PERU sino comparado al de los países desarrollados, alrededor del 75% INCREíBLE pero cierto. El Dr. Julio C. Tello encontró 600 momias trepanadas en la cultura Paracas, haciendo pensar que era un centro de Neurocirugía.
El Dr. Esteban Roca utilizando instrumentos quirúrgicos del tiempo de los Incas efectuó una intervención quirúrgica actual asombrando al medio científico peruano. El Dr. Cabieses eminente médico peruano le puede confirmar estos hechos, ya que realiza mucha investigación acerca del antiguo Perú y plantas del PERU.Es toda una autoridad en el estudio de la Uncaria Tomentosa que es hoy reconocida mundialmente.

Aquí pueden leer la Tesis de Julio C Tello. "La antigüedad de la sífilis en el Perú"

24 de octubre de 2011

LOS HUNOS


Los hunos europeos parecen haber sido una rama occidental de los hsiung-nu o xiongnu, grupo proto-mongol o proto-túrquico de tribus nómadas del noreste de China y del Asia Central. Estos pueblos lograron superar militarmente a sus rivales (muchos de ellos de refinada cultura y civilización) por su predisposición para la guerra, su asombrosa movilidad, gracias a sus pequeños y veloces caballos y su extraordinaria habilidad con el arco.

Los hunos se unificaron bajo el rey Rua o Rugila. Cuando promediaba el siglo V, el poder de los hunos llegó a su punto álgido durante el mandato de Atila “El azote de Dios”, que fue nombrado líder de los hunos en el año 433. El caballo de Atila, del cual se decía "donde pisa mi caballo no vuelve a crecer el pasto", se llamaba Othar.

Honoria, hermana del Emperador Valentiniano III, disconforme con su vida devota y pía, le envió una carta a Atila para proponerle matrimonio, aprovechando la crisis política. El rey de los hunos reclamó su mano pero como Valentiniano se la negó, Atila se dirigió hacia el Imperio romano de Occidente, cruzando el Rin al norte de Maguncia con aproximadamente 200.000 guerreros. Avanzó en un frente de más de 150 kilómetros y saqueó la mayor parte de ciudades de lo que es hoy el norte de Francia. El general romano Flavio Aecio preparó para combatirlos un ejército Francos (Meroveo), Visigodos (Teodoreo) y romanos y avanzó contra Atila, que estaba asediando la ciudad de Orleans. En la batalla de los Campos Cataláunicos o Chalóns, las tropas de Atila fueron derrotadas, aunque no destruidas.

Posteriormente, los hunos se dirigieron a la Galia, saqueando Aquileya, Milán y Ticinum, para luego invadir Italia. Es un enigma el por qué no ingresaron a Roma. Algunos autores se inclinan a defender la tesis de que fue el Papa León I, como miembro de la embajada, en el año 452, el que les peticionó que se retiraran, y otra, es que se alejaron por una plaga que se había hecho muy mortífera en ese lugar (posiblemente malaria) .

Atila falleció en el año 453 y su legado fue un poderoso imperio, que en un principio, situado en el este de Europa, en la llanura de Hungría, cuya capital era la lujosa ciudad de Panonia, que Teodosio II les había cedido, sobre el río Tisza, llegó a extenderse desde los Montes Urales rusos hasta el río Rin, francés.

21 de octubre de 2011

ORIGEN HISTÓRICO DE LOS INCAS


Difundido Por: Waldemar Espinoza Soriano

Obra: Los Incas. Economía Sociedad y Estado en la Era del Tahuantinsuyo

TESIS: La primera etnia inca en Cusco no era nada más que una caravana de inmigrantes llegados del reino altiplánico Taipicala. Este estado de habla puquina fue invadido y asaltado por enormes oleadas militares procedentes del sur, lo que actualmente es Tucumán al norte de Argentina y Coquimbo, al norte de Chile. Dichos invasores serían la etnia conocida como los Aimaras, quienes atacaron repentina y contundentemente logrando ganar todo el territorio del Collao para ellos, mientras tanto los Taipicala o tiahuanacos se vieron obligados a emigrar partieron de las costas lacustres de Puno para dirigirse hacia el Oeste en un largo éxodo.

Algunas paradas fueron:
- Huanacancha: Manco Capac inicia el servinacuy con Mama Ocllo
- Quirimanta: Contrae matrimonio (Saway) con Mama OclIo.
- Tampuquiro: Nació el primer hijo de Manco Cápac
- Pallata: Sinchi Roca celebró su primer corte de cabello en una ceremonia llamada rutochicu.
- Matagua: Celebraron el Primer rito festivo del huarachico, declarando mayor de edad a Roca.

Tras hacer una parada en el pequeño reino de Pallata, Manco Cápac y su pequeño ejército atacaron a las comunidades que habitaban el valle de Acamama (cuzco) al ver sus excelentes condiciones que se resumían en un buen clima y en suelos fértiles decidieron establecerse allí. Los primeros pobladores del cusco fueron los, Huallas (los más antiguos del Cusco, su aldea principal se llamaba “Pachatusán”), Sausasirais, Alcahuisas, Antasayas, Pokes y Lares, Ayamarcas (mayores enemigos).

La cerámica Killke se relacione con el origen de los Incas o que haya sido contemporáneo a la llegada de Manco Cápac (Ayar Manco) al Cusco, hecho que ocurrió supuestamente a mediados del siglo XII.

17 de octubre de 2011

CENTRO ARQUEOLÓGICO ASPERO

1. PERIODO
- Arcaico superior o de los Agricultores Sedentarios.

2. ANTIGÜEDAD:
- 3000 a.C. aproximadamente.

3. UBICACIÓN:
- Supe, Barranca

4. DESCUBRIDOR:
- Fue excavado por Max Uhle en 1905, quien lo denominó Cerro Prieto, y por Julio C. Tello en 1927, dentro de la expedición arqueológica al Marañón, quien lo llamó Sitio Cenizal por la gran cantidad de áreas de quema. actualmente están a cargo del arqueólogo Daniel Cáceda.

5. ACTIVIDAD:
- La pesca y el comercio.

6. RESTOS PRINCIPALES:
- El sitio arqueológico está dividido en dos grandes zonas: la monumental y la de las aldeas. La primera comprende 18 hectáreas y en ella se ubican siete pirámides de entre 15 y 10 metros de altura, mientras que la segunda se halla en la periferia. Aunque esta última no ha sido excavada a profundidad, se estima que allí se habrían asentado unas 27 comunidades.
- Cinco entierros humanos han sido hallados en la Huaca de los Sacrificios. Uno de ellos es el de un bebe ataviado con collares de spondylus y piedras preciosas que habría muerto por golpes en la cabeza. Los otros son de tres niños y un joven.

6. IMPORTANCIA:
- La ciudad Pesquera de la civilización Caral.
- La divinidad principal fue Kon.
- Aparición de las primeras clases dirigentes en aldeas campesinas.
- Centro ceremonial mas antiguo de la Costa Norcentral.
- Destaca las huacas De los Sacrificios, Alta y De los Ídolo.

CENTRO ARQUEOLÓGICO VICHAMA


1- PERIODO:
-Arcaico superior o de los Agricultores Sedentarios.

2. ANTIGÜEDAD:
- 3000 años a.C. aproximadamente

3. UBICACIÓN:
- Vegueta, al norte de Lima.

4. DESCUBRIDOR:
- Ruth Shady Solis

5. RESTOS PRINCIPALES:
- Se extiende por 136.37 hectáreas, está constituida por 12 montículos ubicados en el cerro conocido como Hanconcillo.
- Las edificaciones de barro que sobresalen son el “Templo de la Columna”, el “Edificio de la Shicra”, el “Edificio de Los Depósitos”, el “Edificio Mayor” y el “Edificio de las Ofrendas”.
- Destaca una estatuilla de barro secada al Sol representando a una madre amamantando a su bebé. Otro gran hallazgo fue un friso elaborado unos 3000 años a.C. Se trata de una mano que sostiene un objeto que podría ser un cuchillo, o un huso para hilar.

6. IMPORTANCIA:
- Es considerada la Ciudad Agropesquera de la Civilización Caral.
- En los diferentes depósitos, hasta el momento excavados, se han distinguidos diversos tipos de Shicras (son bolsas de fibra vegetal, que tienen la función de contener rocas y sirvió de relleno para dar estabilidad a los pisos),entre las cuales resaltan las más grandes que se conocen hasta el momento para el período Arcaico Tardío hechas de junco, totora y cortaderea.
- El nombre del sitio arqueológico, proviene del dios Vichama, que en 1638 fue difundido por Fray Antonio de la Calancha; y relata un mito de la región de Végueta. Las constantes contiendas entre Pachacamac y Vichama indican posiblemente un largo periodo de guerras entre los habitantes de ambos valles.
- Actualmente el dios Vichama es el símbolo de la universidad josé Faustino Sánchez Carrión de Huacho.

6 de octubre de 2011

LA CULTURA CUPISNIQUE

“El Chavín costeño” (800 a.C. - 200 a.C.)

La Cultura Cupisnique en la costa norte del Perú, se extiende desde Virú hasta Lambayeque.

Se trata de una cultura costeña que se desarrolló paralelamente a la cultura Chavín entre 800 a.C. y 200 a.C. y que precede a la cultura Moche. Aunque está relacionada con Chavín, desarrolló características propias.
Se le ha dado en llamar “el Chavín costeño” El centro principal, Cupisnique, se localizaba en el Departamento de La Libertad, a 600 km al norte de Lima Esta fue una época de gran auge para las construcciones monumentales.
Son tres las principales tradiciones en arquitectura ceremonial Cupisnique: las plataformas rectangulares bajas con recintos en la parte superior y patios delanteros, los edificios con planta en forma de U y las plataformas con patios circulares hundidos. La CERÁMICA Cupisnique tiene muchas similitudes con la de la Cultura Chavín.

Emplearon mucho la piedra como materia prima. Entre las piedras semipreciosas emplearon la turquesa, lapislázuli, cristal de cuarzo opalino y coloreado para hacer collares de cuentas esféricas o cilíndricas.

Fuente: Web de Arqueología e Historia.

8 de mayo de 2011

GUERRAS PÚNICAS (264 a. C. y 146 a. C.)

Las Guerras Púnicas fueron una serie de tres guerras que enfrentaron entre los años 264 a. C. y 146 a. Reciben su nombre del etnónimo latino Pūnicī nombre usado por los romanos para los cartagineses y sus ancestros fenicios. Por su parte los cartagineses llamaron a estos conflictos "guerras romanas".

Causa: La principal causa de las Guerras Púnicas fue el choque de intereses entre el imperio cartaginés existente y la ampliación de la República romana.

PRIMERA GUERRA PÚNICA (264 AL 241 A. C.):


Causas: Hegemonía en el mediterráneo occidental

La isla de Sicilia estaba dividida en tres partes, una de ellas estaba controlada por los cartagineses, otra por los mamertinos y la tercera por los siracusanos. Los mamertinos se vieron invadidos por los siracusanos encabezados por Hieron II y posteriormente por los cartagineses, en parte debido a que Cartago no deseaba perder su control en Sicilia en favor del pueblo romano, por ello y ante la escasa posibilidad de ofrecer resistencia los mamertinos decidieron buscar apoyo entre sus vecinos los romanos.

Roma sin tradición naval para contrarrestar a los cartagineses, armó rápidamente una importante flota en los astilleros de las ciudades griegas.

Los romanos vencieron en:
La Batalla de Milas, año 260 a. C. (Destaca el general romano Cayo Duilio).
La Batalla del Cabo Ecnomo, 256 a. C. (la mayor batalla naval de la Antigüedad)
Los éxitos en el mar permitieron la intervención romana en Córcega.

Los romanos fueron vencidos en:
Batalla de los llanos del Bagradas 255 a. C. ( Destaca el general cartaginés Jantipo)
Batalla de Drépano en el año 249 a. C (destaca el general Aderbal)

Para lograr vencer los romanos firmaron un nuevo tratado de amistad y alianza con Hierón II, por el cual Siracusa dejaba de ser tributaria de Roma e Hierón se declaró amigo eterno de los romanos. Cayo Lutacio Cátulo, consiguió en la Batalla de las Islas Egadas una victoria decisiva Frente al General Cartaginense Amílca Barca. Cartago pidió la paz, a consecuencia de la cual tuvo que abandonar sus posesiones en Sicilia, comprometiéndose a respetar a Hierón de Siracusa y a una indemnización de guerra de 3.200 talentos. El Tratado de Lutacio Cátulo puso fin oficialmente a la Primera Guerra Púnica.

SEGUNDA GUERRA PÚNICA


Causa: Toma y destrucción de Sagunto, ciudad hispana aliada de Roma.

Cartago para recuperarse de sus pérdidas territoriales inició una política de expansión en la Península Ibérica, apoderándose de las minas de plata de Cartagena y Andalucía, las más ricas del Mediterráneo en la Antigüedad. La empresa fue iniciada en el 237 a. C. por Amílcar Barca, que dominó casi toda Andalucía, y la continuó su yerno Asdrúbal “El Bello”, fundador de la ciudad Cartago Nova, actual Cartagena. Roma observó con recelo la expansión púnica en Hispania, en el 226 a. C. se estableció un tratado según el cual el límite de las respectivas zonas de influencia se fijaba en el río Ebro (Tratado de Ebro). Aníbal asedió la ciudad de Sagunto (aliado de Roma) en la primavera del 219 a. C. tras una dura resistencia, tomó la ciudad a los pocos meses. Un año después, en la primavera del 218 a. C., Roma declaró la guerra.

Aníbal trató de aplastar a los romanos llevando la guerra a su propio país, para lo cual el ejército cartaginés tuvo que realizar una expedición sumamente comprometida: partiendo de sus bases hispanas, atravesaron los Pirineos y después los Alpes con varios miles de hombres, caballos y algunos elefantes (70.000 norteafricanos e íbero). Consiguió derrotar a los romanos en el río Tesino, el lago Trasimeno 217 a. C. y en la decisiva Batalla de Cannas, donde quebrantó el poder militar romano dejando Italia indefensa, quedando libre el camino hacia Roma.

Aníbal, posiblemente por insuficiencia de medios, no se atrevió al ataque directo a la capital, desviándose hacia el sur de Italia, con la esperanza de conseguir la sublevación contra Roma de los pueblos itálicos meridionales y las ciudades griegas. A pesar de la gran victoria de Cannas 216 a. C., Aníbal quedó finalmente inmovilizado.

Cneo y Publio Cornelio Escipión habían planeado una hábil contraofensiva buscando tomar el control de la península ibérica, pero fueron fueron derrotados y muertos en su intento de penetración hacia Andalucía (Asesinados por Asdrúbal Barca), pero en el 210 a. C. el hijo de Publio, Publio Cornelio Escipión "el Africano", obtuvo nuevas victorias para Roma, con la toma de Cartago Nova en 204 a. C., golpe decisivo al control cartaginés en Hispania. Al año siguiente, Cádiz cambiaría de bando, uniéndose a Roma, quedando así todo el litoral mediterráneo peninsular en poder de los romanos. Derrotado Asdrúbal Barca, con los restos de su ejército, se dirigió a Italia siguiendo los pasos de su hermano Aníbal, a fin de reunirse con él.

Asdrúbal envió mensajes a Aníbal en los que le expresaba su deseo de reunirse con él en la zona de Umbría, en Italia central. Sin embargo, los correos cayeron en manos del cónsul romano Claudio Nerón. Los romanos con 40 000 hombres derrotaron totalmente a Asdrúbal en la Batalla del Metauro, donde este último perdió la vida. Hallándose Aníbal en Italia sin posibilidades ofensivas y terminada la guerra en Hispania, Roma proyectó el asalto directo a Cartago. Ante el grave peligro, los cartagineses llamaron a Aníbal, que pasó de Italia a Cartago en el 203 a. C. Los romanos y cartagineses se enfrentaron en la decisiva batalla de Zama en el 202 a. C., con la total victoria romana.

Cartago pidió la paz, cuyas condiciones fueron muy duras: entrega de la marina de guerra, de los elefantes utilizados en el ejército, de los mercenarios itálicos, reducción del territorio cartaginés metropolitano y reconocimiento de la independencia del reino de Numidia, con el cual se comprometía a no entrar en guerra, renuncia a todas las posesiones hispánicas y una indemnización de guerra de 10.000 talentos, a pagar en 50 años. Ello representaba el fin de Cartago como gran potencia, y la hegemonía de Roma sobre el Mediterráneo occidental.

TERCERA GUERRA PÚNICA

Causas: Cartago declara la guerra a Numidia sin permiso de Roma.

Cartago cumplió el tratado y procuró rehacer su economía apoyándose en el comercio por mar y en una importante expansión de la agricultura, lo que despertó recelos en Roma. En especial, el grupo aristocrático conservador consideró necesario aniquilar a Cartago. Su portavoz fue Marco Porcio Catón, llamado el Censor, cuyas arengas anti-cartaginesas son famosas, soliendo terminar todos sus discursos concienzudamente con la célebre frase: «Cartago debe ser destruida».

La ocasión la proporcionaron los ataques del rey númida Masinisa, que hostigaba a los cartagineses sin que éstos pudieran responder, según las cláusulas del tratado citado. Cuando intentaron defenderse con las armas, Roma les declaró una guerra que no podían ganar. El final de la Tercera Guerra Púnica supuso el fin del poder cartaginés. La ciudad fue arrasada por Cornelio Escipión Emiliano y su población exterminada, los pocos supervivientes fueron vendidos como esclavos. Las demás ciudades del norte de África que apoyaron a Cartago corrieron la misma suerte. En total, los romanos destruyeron cinco ciudades africanas de cultura púnica aliadas de Cartago. Las que se rindieron desde el comienzo de la guerra fueron declaradas libres y conservaron sus territorios. Las antiguas posesiones de Cartago constituyeron la nueva provincia romana de África, con capital en Útica, entregando algunos territorios a Masinisa por su ayuda a Roma durante la guerra.